Las aplicaciones nativas y las web app

    8 septiembre 2017

    Smartphones, tablets, smartwatches,…Cada vez estamos más rodeados de objetos cuyo funcionamiento depende de la tecnología y de programas diseñados específicamente para cada dispositivo. El desarrollo de aplicaciones multiplataforma tiene muy en cuenta el diseño de cada uno de ellos.

    Smartphones, tablets, smartwatches,… Cada vez estamos más rodeados de objetos cuyo funcionamiento depende de la tecnología y de programas diseñados específicamente para cada dispositivo. El desarrollo de aplicaciones multiplataforma tiene muy en cuenta el diseño de cada uno de ellos.

    Para poder ofrecer todas las opciones y funcionalidades, lo ideal es crear aplicaciones nativas, es decir, basadas en el lenguaje de cada terminal. Son las aplicaciones que nos podemos descargar en las plataformas de distribución de nuestro sistema operativo, más conocidos como AppStore o Play Store dependiendo del sistema operativo que utilicemos: IoS o Android.

    Este método es el que genera más rendimiento, pero resulta más costoso ya que implica adaptar la aplicación a cada sistema operativo. Para combatir esto, existen las web app. Son páginas adaptables a tu dispositivo a las que accedes a través del navegador; no es necesario, por lo tanto, descargarse la aplicación. Esa es su gran virtud a la vez que su principal inconveniente, ya que la experiencia del usuario no es tan buena como la de la app nativa.

    En ambos casos, no se debe olvidar un factor muy importante, y es que el usuario quiere acceder a la misma información con cualquier dispositivo, ya sea un ordenador, un teléfono o una tableta. Por lo tanto, no basta con colocar el mismo contenido en una pantalla más pequeña, sino que es imprescindible rediseñar la web de manera lógica y práctica para adaptarla al nuevo soporte. Esto llevará a organizar de nuevo los menús, comprimir algunas opciones o reestructurar la página; manteniendo, eso sí, la esencia. Es lo que se conoce como responsive design.

    Para eso es necesario no sólo dominar el código HTML para crear el texto y CSS3 para generar el diseño, sino que es recomendable el uso de frameworks y softwares personalizables que agilizan el desarrollo de la aplicación.

    Y es que, según el último estudio de Navegantes en la Red, elaborado por AIMC (Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación), el móvil es ya el principal dispositivo de conexión a Internet, desbancando al PC. Se despliega pues, un amplio abanico de oportunidades laborales que requieren de formación específica en el desarrollo de aplicaciones multiplataforma.

    Configurar y desarrollar nuevas aplicaciones multiplataforma o explorar y crear nuevos sistemas informáticos son algunas de las capacidades profesionales que se pueden adquirir cursando el Grado Superior en Desarrollo de Aplicaciones Multiplataforma de iFP en Madrid o Barcelona.

    te interesará leer...

    La formación continua es ya una práctica interiorizada en el comportamiento de miles de personas. Da igual estudiar a los 30 que a los 40 ó 50. La competencia y los cambios de paradigma laboral nos exigen una constante actualización y adquisició...
    La FP en Educación Infantil es una de las profesiones más vocacionales dentro de las ramas de ciclos formativos, que convierte a los profesionales que se dedican a este sector en verdaderos mentores de conocimiento, inspiración y vida. No e...
    Los alumnos de los Grados Superiores de Producción, Realización y Marketing de iFP Madrid organizan un festival de microteatro, como parte de un proyecto final de clase, en el que cada ciclo contribuye a la creación del espectáculos co...
    Hoy en día, la formación se presenta como la mejor forma de crecer profesionalmente, bien por una mejorar laboral o por una renovación de nuestros conocimientos. El mercado del trabajo cambia rápidamente y es importantes mantenernos actualizados...