Un aula de FP dietética

Cómo ser Nutricionista

Sanidad

Un nutricionista es un profesional de la rama sanitaria especializado en mejorar la salud de sus pacientes a través de recomendar pautas de alimentación y educar en hábitos de vida saludables. Puedes estudiar nutrición a través del Grado Superior en Dietética, que te permitirá trabajar como técnico en dietética y nutrición en atención primaria y comunitaria, en la salud pública, en servicios de restauración o en centros hospitalarios.

Euro

26.000€ - 30.000€

Rango Salarial

Empleabilidad

Top +30

Empleabilidad

¿Qué titulación es necesaria para ser Nutricionista?

Técnico Superior en Dietética: la mejor FP para estudiar nutrición

La Formación Profesional de Técnico Superior en Dietética es, sin lugar a dudas, la mejor FP de sanidad si lo que quieres es estudiar nutrición a través de un ciclo formativo profesional. Con el título de Técnico Superior en Dietética obtendrás los conocimientos adecuados para poder gestionar y organizar una unidad dietética, elaborar planes dietéticos en función de las necesidades nutricionales de tus pacientes (o de un colectivo similar sin problemas de salud graves o sin enfermedades diagnosticadas), trabajar como responsable de alimentación en empresas de catering, supervisar la calidad higiénico-dietética de los alimentos, controlar la conservación y manipulación de alimentos, etc.

Para poder ser dietista y optar a una de las salidas profesionales en las que puede trabajar un Técnico Superior en Dietéticadeberás cursar las asignaturas de dietética marcadas en el Plan de Estudios de este grado superior: Organización y gestión del área de trabajo asignada en la unidad/gabinete de dietética, Dietoterapia, Control alimentario, Alimentación equilibrada, Microbiología e higiene alimentaria, Educación sanitaria y promoción para la salud, Fisiopatología aplicada a la dietética, entre otras.

Cuáles son las funciones de un Nutricionista

Como nutricionista, tus funciones principales se basan en mejorar la salud y el bienestar de las personas, a través de pautas para una alimentación saludable, así como valorar cómo determinados alimentos afectan de una manera u otra a nuestro cuerpo. Para ello, hay una serie de tareas y funciones que un nutricionista puede hacer:

  • Una de las principales funciones de un nutricionista es atender a los pacientes que acuden a su consulta privada con la intención de mejorar su salud. Es en ese momento cuando el profesional en dietética y nutrición puede evaluar sus hábitos alimenticios, el estado nutricional en el que se encuentran y las necesidades de cada persona.
  • Tras esta primera visita, el nutricionista se dedica a hacer asesoramiento nutricional y prepara menús individualizados basándose en un plan alimentario. Este plan debe combinar unas pautas de ingesta de los alimentos más adecuados en función del tipo de dieta que necesite, junto a una combinación de ejercicio físico regular.
  • No todas las personas toleran los mismos alimentos de igual modo, así que el nutricionista es la persona experta en valorar qué alimentos son los más adecuados en función de las características individuales de cada persona, en función de su estado de salud o en función de si tienen una enfermedad o patología diagnosticada.
  • Como experto en nutrición, este profesional también será el responsable de evaluar la actividad física de cada paciente y su relación con el deporte, así como dar consejos nutricionales que ayuden a favorecer la salud de la persona, combinando de forma adecuada el ejercicio físico con la alimentación saludable.
  • El técnico nutricionista también es la persona responsable de crear dietas para personas con mismas características y parecida condición física, y su trabajo consistirá en desarrollar menús diarios específicos para ellos. Y es que no es lo mismo elaborar menús para una residencia geriátrica, que para un colegio o para un centro deportivo de alto rendimiento.
  • Un técnico dietista y nutricionista también puede dedicarse a ayudar a pacientes a identificar alergias alimentarias o enfermedades relacionadas con la alimentación. A través de conocer los hábitos de comidas que esa persona realiza, el nutricionista puede detectar problemas alimentarios varios, tales como la obesidad o la anorexia.
  • Parte del trabajo esencial de un experto en nutrición es saber educar a los pacientes sobre temas relacionados con la alimentación y la nutrición, explicando los riesgos para la salud que conlleva el estrés, el tabaco o una mala alimentación, y tratando de reeducarlos hasta que alcancen un estilo de vida más saludable.
  • Un dietista-nutricionista debe hacer consultas de control al paciente, para asegurarse que está siguiendo los planes de alimentación pautados y que su estilo de vida es el más recomendable. Las visitas regulares al nutricionista ayudarán a que el paciente se mantenga motivado y comprometido en el caso de dietas estrictas.

¿Qué tipo de habilidades debe tener un Nutricionista?

Muchas veces, el trabajo de un nutricionista va más allá de determinar qué alimentos son los más adecuados para una persona, o de educar a un paciente para mejorar su alimentación, su salud o su condición física. En ocasiones, el experto en nutrición deberá brindar apoyo emocional y una dosis extra de motivación para conseguir que el paciente alcance sus metas y objetivos. Por todo ello, este sanitario nutricionista debe tener una serie de habilidades y competencias sociales:

  1. Habilidades comunicativas
    Un nutricionista debe tener habilidades comunicativas para: por una parte, tener la capacidad de saber escuchar a sus pacientes y comprender sus inquietudes y resolver sus dudas. Por otra parte, debe ser un profesional de la nutrición con capacidad por transmitir información de manera clara y precisa, con un lenguaje cercano y sencillo.

  2. Buenos analistas
    Para evaluar correctamente los hábitos alimenticios y el estado nutricional de los pacientes, será responsabilidad del nutricionista el tener que hacer entrevistas sobre nutrición a sus pacientes, elaborar cuestionarios, recopilar datos y redactar informes con las recomendaciones nutricionales y las pautas dietéticas más aconsejables en cada caso.

  3. Trabajo en equipo
    Como nutricionista, su trabajo también consistirá en tratar y colaborar con otros profesionales de la salud (médicos, fisioterapeutas, psicólogos, etc.) y hacer un seguimiento en paralelo. Compartir conocimientos, establecer objetivos comunes y desarrollar estrategias alienadas, ayudará a mejorar el estado de salud de una persona.

  4. Persona con empatía
    Cualquier profesión de la rama de la salud y relacionada con el trato con personas requiere de ciertas competencias afectivas. Y es que un nutricionista debe ser un profesional empático, que tenga la habilidad de saber escuchar y conocer al paciente, ponerse en su lugar y entender los motivos por los que acude a una consulta de nutricionista.

  5. Con ganas de aprender
    Es muy importante que el experto en nutrición y dietética esté en constante aprendizaje en términos de educación alimentaria: estar interesado en conocer los últimos proyectos de investigación científica, acudir a conferencias sobre alimentación, leer y aprender sobre nuevos estudios clínicos en materia de nutrición y alimentos, …

  6. Buenos observadores
    Los nutricionistas deben ser sanitarios con buenas habilidades de observación y perspicacia. Son los responsables de establecer un plan de alimentación a sus pacientes, por lo que necesitan conocer sus hábitos cotidianos y su ritmo diario, escuchar sus necesidades reales, etc., para poder evaluar una ingesta calórica y unos nutrientes determinados.

Certificaciones para mejorar empleabilidad de un Nutricionista

Imagen 2 de prueba

¿Cuánto gana un Nutricionista?

Si quieres saber qué cobra un nutricionista al mes, debes saber que su sueldo medio está entre los 26.000 y los 30.000 euros anuales. Este experto en nutrición y dietética puede trabajar en el ámbito público y en el ámbito privado así que, dependiendo del tipo de empresa, de los años de experiencia que tenga como nutricionista o de si trabaja en una consulta privada o lo hace junto a otros profesionales en un centro de salud, su salario anual puede verse incrementado. 

¿Cuáles son los ingresos mensuales de un nutricionista?

Los ingresos mensuales de un nutricionista en España, tomando como base el promedio anual de 26.000 a 30.000 euros, se sitúan entre aproximadamente 2.166 y 2.500 euros al mes. Estos valores van a ser más altos en cuanto aportes mayor experiencia, aportas valor añadido con servicios adicionales o ocupas un puesto de trabajo en áreas de alta demanda. A mayor especialización normalmente le acompaña una mayor remuneración.

Precios de los servicios

Los precios de los servicios de nutrición varían en función de varios factores como la complejidad de la dieta, el seguimiento personalizado y la reputación del profesional. Los nutricionistas pueden ofrecer diferentes paquetes de servicios, desde asesoramiento básico hasta planes de alimentación completos y seguimiento continuo.

¿Cuánto cobra un nutricionista por una dieta?

El costo de una dieta personalizada puede variar, pero generalmente oscila entre 50 y 100 euros, dependiendo de la complejidad y el seguimiento requerido. Algunos nutricionistas ofrecen paquetes que incluyen seguimiento y ajustes periódicos, lo que puede aumentar el coste total del tratamiento.

¿Cuánto cobra un nutricionista por consulta?

Una consulta individual con un nutricionista suele costar entre 30 y 60 euros. Este precio puede incluir una evaluación nutricional, desarrollo de un plan dietético inicial y consejos generales de alimentación y estilo de vida. Las consultas de seguimiento suelen tener un precio menor.

Empleos relacionados

  • Técnico en Higiene de Alimentos