Autonomía personal y salud infantil: claves para el desarrollo personal

    12 diciembre 2017

    Uno de los principales objetivos de la educación infantil es potenciar la autonomía personal, por lo que los educadores deben crear hábitos en los más pequeños desde el inicio. Esto favorecerá que sean cada vez más autónomos y se desenvuelvan con facilidad en aquellas actividades básicas que forman parte de la vida cotidiana, como el aseo, la alimentación, el sueño, etc., y obtengan las herramientas necesarias para tener la capacidad de vestirse, desvestirse u ordenar sus juguetes.

    Uno de los principales objetivos de la educación infantil es potenciar la autonomía personal, por lo que los educadores deben crear hábitos en los más pequeños desde el inicio. Esto favorecerá que sean cada vez más autónomos y se desenvuelvan con facilidad en aquellas actividades básicas que forman parte de la vida cotidiana, como el aseo, la alimentación, el sueño, etc., y obtengan las herramientas necesarias para tener la capacidad de vestirse, desvestirse u ordenar sus juguetes.

    Autonomía personal equivale a mejor autoestima  

    Expertos y terapeutas constatan que un niño independiente y con suficiente autonomía personal se convertirá en una persona con iniciativa y buena autoestima. Porque con la adquisición de costumbres se enseña a los pequeños a ser más autosuficientes y responsables de sí mismos.

    En este sentido, la enseñanza de unos hábitos se debe inculcar tanto desde la escuela como desde la familia, facilitando la colaboración y la cohesión entre ambas partes para que el niño observe una coherencia en la práctica de las rutinas aprendidas.

    En la educación infantil, tanto a nivel escolar como familiar, en los primeros años de vida se enseñan los siguientes hábitos básicos:

    1. Higiene y cuidado personal. Hábitos como lavarse las manos solo, peinarse, utilizar productos de higiene personal o control de esfínteres.
    2. Vestirse y uso de prendas. Costumbres relacionadas con ponerse y quitarse la ropa, dejar las prendas en el lugar adecuado, elegir lo que ponerse dependiendo del momento y la actividad, etc.
    3. Alimentación. Aprender a comer solo, respetar las normas de educación básicas en la mesa, utilizar diferentes cubiertos y utensilios, poner y quitar la mesa, etc.
    4. Sueño y descanso. Adquirir el hábito de irse a dormir cuando corresponda, relajarse antes de coger el sueño, dormir solo y aprender a disfrutar del descanso.
    5. Relaciones sociales. Desarrollar la costumbre de saludar, escuchar, respetar el turno antes de hablar, pedir las cosas por favor y dar las gracias. En definitiva, gestos y actitudes que fomentan la empatía y la socialización.

    Adquisición de nuevos hábitos en educación infantil

    En la educación infantil es vital motivar y crear interés en los más pequeños para adquirir nuevos conocimientos. Hay que buscar actividades que sean asequibles y apropiadas para cada edad y momento madurativo. Una actitud relajada y positiva del educador ayuda en el aprendizaje de una nueva rutina y en desarrollar una autonomía persona, así como implicarse en el proceso, intervenir y guiar al pequeño cuando sea necesario.

    El educador debe enseñar de manera clara, amable y con pocas palabras. Dar razones que justifiquen la acción y mostrar cómo hacerlo para que los pequeños prueben, practiquen y se equivoquen es esencial para alcanzar su autonomía personal.

    Los hábitos se adquieren repitiéndolos, y a base del método prueba-error el niño entenderá el proceso, y por consiguiente, la acción. De esta forma podrá realizar una rutina de forma autónoma. En este punto, cabe tener en cuenta que una de las mejores maneras para afianzar los conocimientos y adquirir nuevos hábitos es hacerlo a través del juego, ya que ayuda a la interiorización en positivo de cualquier aprendizaje.

    Vocación por los niños 

    Educación Infantil es una profesión vocacional muy gratificante que requiere paciencia y el dominio de las diferentes técnicas de aprendizaje. Según datos del Servicio Público Estatal de Empleo (SEPE), el número de contratados en 2016 de titulados en FP ha aumentado con respecto al año anterior un 11,6%.

    Si te ves en un futuro trabajando con niños y te gustaría desarrollar tu carrera profesional como educador, ya puedes matricularte en el ciclo formativo de Grado Superior en Educación Infantil de iFP. Tienes la opción de cursarlo de forma semipresencial en Madrid o en Barcelona, y también de forma online a partir de Febrero de 2018.

    ¡Aprovecha el período de matriculación y crea tu futuro profesional con iFP!

    te interesará leer...

    La automatización del hogar es posible con Arduino, uno de los conceptos que han revolucionado la informática. Esta plataforma apuesta por la creación de proyectos caseros que convierten un domicilio en una residencia más sofisticada, moderna e inclu...
    Aprovechando la cercanía del Día del Internet Seguro, es interesante hablar sobre uno de los mayores retos para las telecomunicaciones actualmente, la ciberseguridad. Los pronósticos para 2018 no parecen mejorar en este ámbito, según el Institut...
    Decía Chaplin que el objetivo del cine es transportarnos a la belleza a través de la realidad. Los amantes del Séptimo Arte siguen esta lección a pies juntillas y los festivales son los lugares indicados para nutrirse de esas enseñanzas. Estos evento...
    El enfoque práctico de la Formación Profesional funciona como su principal foco de atracción. De hecho, estudiar un ciclo formativo se ha convertido en la mejor opción para entrar en el mundo laboral. En los últimos años, la demanda de estos trabajad...