Una cuidadora de personas mayores sonríe, hablando con una paciente.

Cuidador de personas mayores: funciones, perfil profesional, sueldo

Sanidad

El papel del cuidador de personas mayores es esencial para garantizar un estilo de vida saludable y una vejez digna en la sociedad, ya que la población de más de 65 años aumenta progresivamente. Valorar su trabajo es fundamental, ya que su labor es vital para el bienestar de los mayores. Asimismo, es crucial que las familias que recurren a sus servicios comprendan la importancia de garantizar los derechos laborales de los cuidadores de ancianos y reconozcan su valiosa contribución al cuidado de sus seres queridos. 

Euro

20.000€ - 26.000€

Rango salarial

Empleabilidad

Top +30

Empleabilidad

Qué titulación es necesaria para ser cuidador de personas mayores

Qué tareas realiza un cuidador de personas mayores

Cuidar a los adultos mayores es esencial por varias razones. En primer lugar, es una muestra de respeto y gratitud hacia quienes han contribuido a la sociedad a lo largo de sus vidas. También contribuye a mantener la salud física y mental, previniendo o aliviando problemas de salud y promoviendo la actividad mental. Por último, brinda un importante apoyo emocional, ayudando a los adultos mayores a enfrentar los desafíos de la vejez y haciéndoles sentir acompañados.

Las funciones del cuidador de adultos mayores abarcan diversas responsabilidades que son fundamentales para garantizar el bienestar del anciano a su cargo. En primer lugar, se encarga de atender las necesidades básicas de la persona a cuidar, asegurando que estén cómodas y confortables en todo momento. Esto incluye proporcionar asistencia en actividades diarias como el aseo personal para prevenir complicaciones de salud.

Además, es responsabilidad del cuidador administrar y supervisar la medicación del anciano, asegurándose de que sigan el tratamiento médico prescrito y de que tomen los medicamentos según las indicaciones.

En caso de que esté capacitado, el cuidador puede llevar a cabo terapias de rehabilitación para ayudar al anciano a mantener o mejorar su movilidad y funcionalidad física.

Asimismo, el cuidador acompaña al anciano durante los traslados que deba realizar, brindando apoyo y asistencia durante los desplazamientos para garantizar su seguridad y comodidad.

Otra función importante del cuidador es la preparación de las comidas y la gestión de la compra de los productos necesarios para la alimentación del anciano, asegurando una dieta adecuada y equilibrada.

¿Cuáles son los requisitos para convertirse en cuidador de personas mayores?

  • El cuidado de personas mayores implica una variedad de responsabilidades, desde gestionar recursos y medicación hasta promover hábitos saludables y brindar apoyo emocional. Es fundamental que el cuidador tenga conocimientos de primeros auxilios y habilidades empáticas para garantizar el bienestar del anciano. 
  • Los cuidadores de ancianos deben tener constancia, flexibilidad, iniciativa, implicación, fortaleza y inteligencia emocional para desempeñar su labor de manera sobresaliente. La perseverancia y el esfuerzo constante son fundamentales para obtener buenos resultados, mientras que la capacidad de adaptarse a situaciones imprevisibles y mostrar iniciativa frente a los cambios son habilidades esenciales.  
  • La implicación y la vocación son indispensables para ofrecer una asistencia eficiente y de calidad. Además, la fortaleza física, mental y emocional es crucial para cuidar adecuadamente a personas con gran dependencia. Por otro lado, la inteligencia emocional permite gestionar adecuadamente las propias emociones y transmitir energía y positividad a quienes reciben cuidados. 
  • Asimismo, para el acompañamiento de personas mayores se requiere que el cuidador esté en posesión del título de del Ciclo Formativo de Grado Medio de Técnico en Atención a Personas en Situación de Dependencia. Una formación integral en diversos ámbitos incluyendo asistencia en higiene personal, preparación y administración de alimentos, mantenimiento del hogar, y apoyo en movilidad y traslados, siempre manteniendo el respeto y la profesionalidad.

¿Qué habilidades tiene que tener el cuidador de personas mayores?

  • La empatía, acompañada de la capacidad de resolución, se erige como un pilar fundamental en el perfil del cuidador de personas mayores. En el contexto del cuidado de ancianos, con dependencia y a menudo con patologías asociadas, la diversidad de situaciones demanda habilidades para adaptarse y tomar decisiones acertadas en cada circunstancia. Además, la vocación de servicio es un motor que implica no solo realizar el trabajo, sino hacerlo con pasión, optimismo y los conocimientos necesarios para brindar la mejor atención posible. 

  • La paciencia se convierte en una virtud invaluable en este ámbito. Comprender las dificultades inherentes al proceso de envejecimiento, que pueden generar frustración en las personas mayores al enfrentarse a tareas cotidianas, es esencial. Mantener la calma y controlar la situación en momentos de presión son aspectos cruciales para garantizar un entorno tranquilo y seguro. 

  • Sin embargo, más allá de las habilidades técnicas y el profesionalismo, el componente humano cobra una relevancia extraordinaria. La convivencia diaria, el apoyo mutuo y la construcción de una relación basada en el amor, el respeto y la confianza, hacen que la labor de asistente trascienda lo meramente funcional. Se establece así un vínculo especial, equiparable al de un amigo cercano o un familiar, donde ambas partes se enriquecen mutuamente a través de la colaboración y el afecto compartido. 

Certificaciones para mejorar empleabilidad de un cuidador de personas mayores

Imagen 2 de prueba

Empleos relacionados

  • Asistencia de Atención Domiciliaria

  • Auxiliar de Maternidad