La maniobra de Heimlich: ¿Para qué sirve y cómo se hace?

    3 junio 2021

    ¿Sabías que más de 2.000 personas fallecen cada año en España por atragantamiento? Si más personas conocieran esta maniobra, se evitarían más muertes por esta causa. ¿Todavía no sabes cómo se hace o necesitas consejos para mejorar la técnica de la maniobra de Heimlich? ¡Te lo contamos en este blog!

    ¿Sabías que más de 2.000 personas fallecen cada año en España por atragantamiento? Si más personas conocieran esta maniobra, se evitarían más muertes por esta causa. ¿Todavía no sabes cómo se hace o necesitas consejos para mejorar la técnica de la maniobra de Heimlich? ¡Te lo contamos en este blog!

    Estudiar Grado Medio en Cuidados Auxiliares de Enfermería

    ¿Qué es la maniobra de Heimlich?

    La maniobra de Heimlich es un procedimiento de primeros auxilios que se utiliza cuando una persona se está ahogando.

    La persona a la cual se le tiene que realizar la maniobra tiene las vías respiratorias bloqueadas por la obstrucción de un objeto extraño e incluso, en la mayoría de casos, comida, por lo que no puede hablar ni toser o respirar.

    Lo que hará esta maniobra es abrir una línea de respiración, forzando la salida del aire de los pulmones y, de este modo, crear una tos artificial que expulsará al exterior el elemento que está obstruyendo las vías respiratorias.

    Si no se resuelve la situación con la maniobra de Heimlich, la persona puede llegar a perder la consciencia e incluso provocar su muerte. Por eso, es importante saber realizar esta maniobra y entender cuál es el mejor modo para solventar, cuanto antes posible, una situación de riesgo como esta.

    La importancia de la maniobra de Heimlich

    Alrededor de 2.300 personas mueren por atragantamiento cada año en España, siendo esta la tercera causa, dentro de las no naturales, que más muertes provoca a lo largo del año en nuestro país, lo que indica que mueren alrededor de unas 6 personas al día a causa de la asfixia por atragantamiento. Sorprendentemente, mueren más personas por esta causa que por accidentes de tráfico. Por encima, se sitúan los suicidios, que superan los 3.500 al año y las muertes por caídas accidentales, que rondan los 3.000 al año, según indica el Instituto Nacional de Estadística (INE).

    Por eso, la velocidad de reacción es fundamental para que la persona que está sufriendo el atragantamiento consiga sobrevivir. Si la persona permanece menos de 4 minutos con las vías respiratorias obstruidas, no sufrirá prácticamente ningún daño cerebral. El problema se complica cuando no hay ninguna persona cerca que sepa cómo se hace la maniobra de Heimlich. En ese caso, si la persona permanece de 4 a 10 minutos sin poder respirar, las posibilidades de que sufra daños cerebrales severos aumentan e incluso puede provocar la muerte.

    Por eso, es clave que las personas reconozcan este tipo de situaciones y sepan cómo actuar frente a un atragantamiento tanto en el hogar, como en un restaurante o en la vía pública y, de esta forma, intentar salvar todas las vidas posibles.

    ¿Cómo se hace la maniobra de Heimlich?

    Saber hacer la maniobra de Heimlich de forma correcta puede evitar la asfixia por atragantamiento tanto en niños, como en adultos. Incluso, si te pasa a ti mismo, puedes salvarte la vida en caso de encontrarte solo o de que nadie a tu alrededor sepa cómo practicar esta maniobra.

    Asimismo, cabe tener en cuenta que, aunque la maniobra tiene el mismo objetivo para cualquier persona que esté sufriendo un atragantamiento, hay ligeros matices que se deben puntualizar, según si se trata de un bebé lactante, un niño, un adulto o tú mismo.

    Por último, se debe tener en cuenta que, si en un primer intento, no conseguimos que la persona expulse el elemento que está imposibilitando la respiración, lo mejor será pedir ayuda para que alguien, mientras tú sigues intentando la maniobra de Heimlich con la víctima del atragantamiento, llame al teléfono de emergencias y puedan venir lo antes posible expertos en primeros auxilios lo antes posible.

    • La maniobra de Heimlich en adultos

      Para efectuar la maniobra de Heimlich en personas adultas, es importante que sigas los siguientes pasos:
    1. Rodea con tus brazos la cintura de la persona que está sufriendo el atragantamiento.
    2. Aprieta tu puño con fuerza y colócalo encima del ombligo, justo debajo de la caja torácica.
    3. Con la otra mano, sujeta tu puño para poder ejercer una fuerza mayor.
    4. Realiza de 6 a 10 compresiones en dirección hacia adentro y hacia arriba, justo debajo de la caja torácica.

    Si después de realizar la primera serie de 10 compresiones, la persona sigue atragantándose, deberás repetir la maniobra otra vez hasta que se expulse el objeto o el trozo de comida.

    • La maniobra de Heimlich en niños

      Es importante tener en cuenta que, si alguna vez tienes que ayudar a un niño que se está atragantando, no deberás ejercer la misma fuerza que en un adulto, pues esto podría provocar una lesión o fractura costal e incluso una lesión de los órganos internos, aunque si se ejerce demasiada presión, esto también podría suceder en una persona adulta. Aun así, también se deberá adecuar la fuerza a la edad y el tamaño del niño en cuestión.
    1. Antes de proceder a la maniobra de Heimlich, si el niño es mayor de 1 año, deberás dar 5 golpes con el talón de la mano en la espalda, ya que, a veces con este gesto ya se soluciona.
    2. Si esto no surge efecto, deberás pasar a realizar la maniobra de Heimlich. Para adecuarte a la estatura del niño, sobre todo en aquellos que pesen menos de 20kg y sean menores de 5 años, deberás colocarte detrás de él, ya sea arrodillado o sentado.
    3. Una vez detrás, deberás rodear al pequeño con los brazos, del mismo modo que a un adulto, y deberás localizar el plexo solar (justo encima de la boca del estómago) para comenzar la maniobra.
    4. A diferencia que, con los adultos, no utilizarás el puño cerrado, sino que pondrás las manos en forma de cuchara y te ayudarás poniendo la otra mano encima.
    5. En esta posición deberás realizar 5 compresiones procurando no levantar al niño del suelo.

    Del mismo modo que en el caso de los adultos, se deberá repetir la maniobra de Heimlich hasta que el niño expulse el objeto o trozo de comida y pueda respirar. Eso sí, si el niño llega a perder la conciencia, debemos parar de hacer compresiones y pasar a realizar las maniobras de reanimación pulmonar mientras llamamos a emergencias.

    • La maniobra de Heimlich en bebés menores de 1 año

      Los bebés también pueden sufrir un atragantamiento, normalmente producido por haberse tragado algún objeto extraño. Si se trata de un bebé menor de 1 año, se debe ir todavía con más cuidado con la presión que ejercemos para no causarle otro tipo de daños.
    1. Antes de proceder con la maniobra de Heimlich, puedes comenzar dando 5 golpecitos con el talón de la mano en la espalda, por donde están los omóplatos.
    2. Si el objeto no sale, pero es accesible, puedes probar de sacarlo con tus propios dedos. Es importante que este paso lo apliques solo en aquellos casos en los cuales puedes llegar bien a coger el objeto, del caso contrario, provocaría todavía más atragantamiento al bebé.
    3. Por último, si no los has conseguido, deberás proceder a la maniobra de Heimlich, la cual varia sobre los otros grupos de personas. En este caso, deberás colocar tu dedo índice y corazón juntos y ejercer presión sobre el esternón (este se hundirá un poco), justo en medio de los dos pezones.
    4. Justo en ese punto, tendrás que realizar 5 compresiones procurando no ejercer demasiada presión como para dañar al bebé.

    Si, por desgracia, esto no funcionara, es importante que llames a los servicios de emergencias mientras sigues intentándolo de nuevo.

    La maniobra de Heimlich a uno mismo

    Puede ser que nos atragantemos y estemos solos o, por desgracia, no tengamos a nadie alrededor nuestro que sepa cómo hacer la maniobra de Heimlich. Si eso sucediera, no quedará otro remedio que, mientras llamas a la ambulancia, te realices esta maniobra a ti mismo, de forma autónoma.

    1. Deberás colocar un puño cerrado justo por encima del obligo y sujetarlo con la otra mano.
    2. Después, tendrás que apoyarte sobre una superficie dura como puede ser: el respaldo de una silla o de un sofá, o, en su defecto, una encimera también puede servir.
    3. Seguidamente, deberás empujar tu puño hacia adentro y con dirección hacia arriba y ayudarte de la superficie para hacer fuerza.

    La maniobra de Heimlich a personas embarazadas u obesas

    Estos grupos de personas son más delicados a la hora de recibir la maniobra de Heimlich, por eso, es algo que debemos tener en cuenta antes de practicarla de forma equivocada.

    • En personas embarazadas:

      Las compresiones abdominales no se deben practicar a una mujer embarazada, ya que podrían afectar al feto. Por eso, ante un atragantamiento de una embarazada, se recomienda tumbarla en el suelo con la cabeza de lado y que las compresiones se le realicen en el esternón.
    • En personas obesas:

      En persona con problemas de obesidad nos podemos encontrar con que nos es difícil o prácticamente imposible rodear a la víctima por la parte superior del abdomen y se recomienda tumbarla en el suelo con la cabeza ladeada, pero, a diferencia de las embarazadas, practicarle las compresiones en la boca del estómago con normalidad.

    Quiero trabajar en el sector sanitario ¿Qué puedo estudiar?

    La demanda de profesionales con estudios vinculados al sector sanitario crece año tras año, ya que son imprescindibles para la sociedad. Sin ir más lejos, después de la Covid-19, los estudios relacionados con la salud han cobrado auge y se están posicionando como nichos profesionales de gran valor. Eso sí, aquellos profesionales que se forman y trabajan en sanidad, son personas que sienten vocación por ello.

    Una de las opciones que te va a permitir trabajar en el sector sanitario y que, además, es una de las que más demanda genera, es la FP en Cuidados Auxiliares de Enfermería, que lleva años posicionándose como el Ciclo Formativo de Grado Medio con mayor número de contratos efectuados.

    Asimismo, otras opciones que también pueden acercarte al mundo sanitario son la FP en Documentación y Administración Sanitarias y la FP en Higiene Bucodental.

    Estudiar Grado Medio en Cuidados Auxiliares de Enfermería

    ¡Infórmate sobre nuestros Ciclos Formativos en Sanidad!

    te interesará leer...

    iFP y Fundación Atresmedia, lanzan la campaña de sensibilización «Hazlo Realidad con la FP» con el objetivo de desmentir los mitos sobre la Formación Profesional, que consta de cuatro mensajes de la mano de Juanra Bonet. En esta ocasión, te presentam...
    2440Juanra Bonet te dice: «¡Elige lo que te gusta!»mvega
    Muchos alumnos, tras finalizar los estudios obligatorios, se encuentran en esta situación: no saben qué hacer después de la ESO. Para la mayoría, es la primera vez que escogerán qué estudiar. ¿Todavía no sabes qué hacer después de la ESO? ¡Te damos a...
    2439 ¿Qué hacer después de la ESO?mvega
    ¿Sabías que el 76% de las empresas españolas ha sufrido algún ciberataque en los últimos seis meses? La seguridad en la red cada vez está más valorada y demandada por los profesionales. Por eso, en este blog te contaremos cuáles son los tipos de segu...
    2438Los tipos de seguridad informáticamvega
    Puede que estés pensando en ir a la universidad y estudiar un grado, pero ¿todavía no sabes qué opciones tienes para poder cursar un grado universitario? En este blog, ¡te contamos cómo acceder a la universidad desde una FP! ...
    2437¿Cómo acceder a la universidad desde FP?mvega